La multinacional rusa de construcción sostenible Baublock se instala en el Puerto

La empresa rusa de materiales de construcción  BauBlock anuncia su instalación en El Puerto, con una fábrica cuya inversión rondará los 20 millones de euros  para producir hormigón celular en autoclave.

La fábrica se instalará en una parcela de 38.000 metros cuadrados del polígono Las Salinas de Poniente y supondrá, según el alcalde portuense, Germán Beardo, «un nuevo revulsivo a la empleabilidad de muchos portuenses».

Fue a principios de febrero cuando el Ayuntamiento otorgó la concesión de licencia urbanística solicitada por la mercantil andaluza Innovación y Tecnología Energética Avanzada SL para la obtención de licencia de parcelación para agregación de 16 parcelas en la calle Albert Einstein del polígono Salinas de Poniente, de uso industrial y que cumple todos los parámetros urbanísticos aplicables, y esta esta semana se ha aprobado la licencia para el movimiento de tierras a cota cero, lo que implica la entrada de maquinaria para comenzar a construir.

Beardo  destaca el importante esfuerzo que se está realizando para potenciar la llegada de inversores a la ciudad. Baublock producirá hormigón celular curado en autoclave, que son bloques macizos de espuma endurecida de hormigón que contienen burbujas esféricas de aire uniformemente repartidas por todo el material. Este material se produce exclusivamente a partir de materias primas naturales como arena de sílice, cemento, agua, cal, yeso y aire y se definen como el futuro de la construcción al ser un material que ofrece múltiples ventajas respecto a las alternativas utilizadas tradicionalmente en España.

Las obras contemplan la construcción inmediata de unos 15.000 metros cuadrados, con posibilidades de ir creciendo a medida que se desarrolle la actividad.

El  director general de la empresa, Savenkov Vladimir, asegura que su hormigón generará ahorro y añadirá valor a todos los actores del proceso constructivo,  estando muchas de sus ventajas alineadas con los ODS de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

La empresa optó por ubicarse en El Puerto tras varias reuniones mantenidas tanto con la Delegación del Gobierno Andaluz como con el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María,  teniendo en cuenta las características y ubicación del emplazamiento, conexiones, cercanía a materias primas e infraestructuras existentes en el polígono.

El edificio que albergará la gran fábrica será de consumo de energía casi nula y sin apenas huella de carbono, ya que en el proceso de diseño no sólo se han implementado las últimas tendencias de industria 4.0 de simulación de procesos, sino que, por requerimiento propio de sus promotores, será una referencia mundial en cuanto a sostenibilidad, eficiencia y respeto con el Medio Ambiente.

La puesta en marcha de la fábrica  creará unos 150 puestos de trabajo entre directos e indirectos, más todo el trabajo que genera con la construcción que la firma prevé que esté finalizada en el año 2022.