La Junta de Andalucía apostará por la digitalización y las renovables en la estrategia de desarrollo del Campo de Gibraltar

La Junta apostará por la digitalización, el sector de las energías renovables, la mejora de las infraestructuras y el aprovechamiento del patrimonio natural como principales ejes en la futura estrategia para el desarrollo del Campo de Gibraltar.

Así lo refleja el diagnóstico previo de esta comarca elaborado por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades que propone sentar las bases del futuro desarrollo económico y social de este territorio a través de una futura Estrategia de Innovación Económica, con la que se pretende salvar la brecha de zona a con el resto de Andalucía y España y contribuir a la solución de los problemas estructurales que padece.

El diagnóstico pone de manifiesto la relevancia del enclave geoestratégico de la comarca, su papel industrial y logístico, liderado por el Puerto de Algeciras, y el singular significado de las energías renovables en el Campo de Gibraltar, con un gran potencial de desarrollo tanto de las tecnologías consolidadas como de las incipientes. Asimismo, el estudio destaca las actividades comerciales y de servicios, con una mención diferencial al valor de los recursos turísticos ofrecidos por Tarifa o Sotogrande.

El diagnóstico refleja además que se trata de un territorio singular y complejo, con una geolocalización estratégica para Europa y España que, sin embargo, está muy atomizado en diferentes núcleos de diversos tamaños y pesos poblacionales, con pequeños municipios y grandes ciudades, que alterna el mundo rural y el urbano, localidades de interior y del litoral y parques naturales frente a importantes polos industriales y logísticos.

Según la Junta, a esta complejidad territorial se suma una serie de deficiencias «históricas» agravadas en la actualidad por la salida del Reino Unido de la Unión Europea y por la crisis sanitaria y económica derivada por la pandemia del Covid-19. Frente a ello, el Ejecutivo autonómico considera «necesario impulsar una estrategia de acción pública en cooperación con el sector privado que atienda, de forma unitaria y específica, a las necesidades de este enclave territorial».

El estudio se realizado a través de un proceso participativo en el que ha colaborado medio centenar de agentes económicos, sociales y de interés implicados en la zona. Con este trabajo preparatorio, se han identificado las fortalezas y debilidades de la comarca campogibraltareña y se han detectado las oportunidades para favorecer su crecimiento económico.

El Brexit fue el punto de partida para iniciar este análisis, por lo que la Junta lo incluyó entre las 112 medidas recogidas en el programa diseñado con motivo de la salida del Reino Unido.

El Gobierno andaluz va a alinear los objetivos políticos de los Fondos Next Generation con esta futura estrategia, abogando por la transición hacia un modelo productivo más sostenible, la transformación digital e innovación de la economía y la sociedad, así como la mejora de la educación e inclusión social.

El Campo de Gibraltar se extiende por los municipios de Algeciras, Los Barrios, La Línea de la Concepción, Tarifa, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera y San Martín del Tesorillo, en los que residen más de 270.000 habitantes, el 21,8% del total provincial.

El documento asegura que el potencial de la zona se encuentra lastrado por las deficientes infraestructuras de comunicación que soporta, en particular las ferroviarias. La comarca constituye el punto de partida de dos de los nueve corredores ferroviarios prioritarios de la Unión Europea –el Mediterráneo y el Atlántico–, de ahí que se considere «urgente y prioritario» para el desarrollo del tejido industrial, la competitividad del Puerto de la Bahía de Algeciras y la generación de empleo que acometa la adecuación y modernización de la conexión con el resto de la Península y Europa.